top of page
Buscar
  • Foto del escritormarianaland

marianaland: una invitación a mi vida y mi cabeza

Actualizado: 14 sept 2020



Quisiera ser una gran escritora para poder contestar la pregunta de ¿quién soy yo? Aunque pensándolo bien, antes que una gran escritora me gustaría tener total claridad de quién soy yo para poder describirlo con más detalle. Pareciera que conocerme a mi misma es a veces más difícil que conocer profundamente a alguien más. Hasta el momento soy: una chef en el camino del crecimiento personal, soy empresaria, hermana, amiga, a veces coach, siempre coachee. También soy hija, ávida lectora, viajera, soltera feliz, enfocada y distraída al mismo tiempo (dori), soy intensa, interesante y tengo siempre curiosidad de descubrirlo todo. Y ahora también, soy escritora wannabe.

Confieso que lo de escritora wannabe no es tan nuevo, la ilusión de escribir tiene mucho tiempo conmigo. De hecho, uno de mis sueños guajiros más antiguos es escribir un NYT bestseller y ya que ultimamente me he venido preguntando porque dejo metas y sueños para después, sin una fecha exacta y solo para un día de estos, decidí empezar a desarrollar mis ideas en un foro público y no sólo en mi pantalla.

Configuré este blog como uno de cocina y recetas porque es la parte de MI con la que más consistentemente me identifico. Es la parte de MI que tiene más tiempo conmigo; empecé a cocinar de manera profesional hace casi 17 años y aunque he dejado muchas cosas en el camino y sumado otras, siempre me he mantenido muy cerca de la cocina. Encontrar una combinación de sabores, texturas y temperaturas que haga sentir algo profundo a alguien más, que l@ conecte con una parte más profunda de su ser, l@ transporte a otro momento ó mejore cualquier aspecto de su día, es la razón por la que yo sigo cocinado para otros y no solo para mi. Conectar con personas a través de una mesa puesta, podría casi decir que es mi misión en la vida, si no me cuestionara tanto si esto no es poca cosa. Tengo el gusto de dirijir dos marcas de restaurantes, que llenan mi vida y mi tiempo de sorpresas, personas, retos y más. Y aunque a veces las sorpresas no son tan divertidas no cambiaría mi trabajo por ningún otro.

Me volví empresaria casi sin querer, y digo casi sin querer, porque por extraño que parezca yo no sabía ni que era eso, ni que se requería, ni tampoco que encontraría una nueva pasión en este tema; yo solo quería cocinar. Cuando empecé a tratar mi cocina como un negocio -no por gusto, vale la pena aclarar, sino porque necesitaba aprender para poder seguir pagando las cuentas y por ende mantener mi cocina abierta- me encontré con un universo nuevo. Un universo lleno de cosas que no tienen nada que ver con la cocina pero que al mismo tiempo hacen que la cocina funcione mejor. Acabo de cumplir 10 años en el camino de aprender de negocios y aunque me falta mucho camino por recorrer, siento orgullo de haber construido lo que hasta ahorita hay. Me considero una empresaria incompleta de cierta forma; incompleta en conocimiento, en estrategia, en estructura y muy comúnmente, en la parte de que hay que tener la cabeza fría. No estoy segura si algún día voy a querer dejar de operar tan de cerca la cocina y el comedor de los negocios actuales (y futuros) aunque digan por ahí que eso es lo que debes de dejar de querer hacer cuando te conviertes en empresaria completa. ¿Será?


Escribo este blog por muchas razones, primero que nada escribo para mi, escribo porque me conecta conmigo misma. Escribir se ha convertido en los últimos años mi terapia más importante, en donde sucede la reflexión de las otras terapias, en donde desarrollo las estrategias de mi vida, negocio, hobbies y donde dejo volar mi creatividad. Al escribir me encuentro con mis propias preguntas, las más profundas y a veces hasta encuentro un intento de respuesta. He aprendido que al escribir acerca de mis miedos, me acerco a ellos y entonces puedo empezar a atravesarlos.

Antes yo pensaba que escribir era como un arte ó mas bien como uno de esos talentos que le tocan sólo a algunas personas; así como hay personas que piensan que esto de ser chef es algo que “te toca”, un talento sin explicación. Ser chef no me tocó, yo lo escogí. Y aunque en muchísimas cosas de mi vida soy inconsistente, nunca he sido inconsistente en mi vida de chef porque yo lo escogí y lo hice con la plena conciencia de lo que tomaría: el trabajo, las horas y las varices, la conexión con la gente y la habilidad tan eficaz de hacer sonreír a alguien a través de un plato de sopa. Lo escogí con la claridad de todo lo bueno y todo lo difícil de esta profesión. De esa forma hoy escojo ser escritora, no se a donde me va a llevar todavía ni se si será un hobby ó algo más profesional. Pero hoy escojo, ser escritora. Desarrollar mis ideas en una página pública y generar la disciplina que cualquier trabajo merece porque esoty segura que al igual que ser chef, escribir también cuesta trabajo y para ver resultados tangibles hay que ponerle tiempo, esfuerzo, cabeza, paciencia y visualización, entre muchas otras cosas.

Marianaland es una invitación a mi vida y mi cabeza, mis sueños, miedos, planes y recetas. marianaland es la posibilidad de compartir un poquito de mí y también es dejar entrar a otros a un universo que antes solo era mío, lo cual podría ser la parte más difícil de este ejercicio.



113 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

2020-2021

3 Comments


carolina.cavazos
Sep 25, 2020

No sólo disfrutaremos de tu cocina... sino ahora de tu mente brillante! Mucho éxito! Te quiero mana!

Like

politayo
Sep 24, 2020

Feliz de recibir tu invitación y poder seguirte. Love you!❤️😘

Like

karenvergara
Sep 24, 2020

Maña mucho éxito!! Te mando un abrazote 😘

Like
bottom of page